Efecto programa 6 semanas de fuerza de hombro y estabilización escapular, nadadores jóvenes

El artículo original se titula «Effect of a 6-week strengthening program on shoulder and scapular-stabilizer strength and scapular kinematics in division I collegiate swimmers»

Introducción

La natación, y concretamente la natación de competición, requiere una demanda muy alta del miembro superior. Debido al sobreuso – sobresolicitación de la articulación del hombro, las lesiones a este nivel son frecuentes en la vida deportiva del nadador: la lesión común se denomina «hombro de nadador» .

Los factores que predisponen a padecer esta lesión son la intensidad y frecuencia de entrenamientos, alteraciones en la movilidad de la articulación del complejo del hombro, la postura, musculatura -acortamientos principalmente- del nadador y la biomecánica individual de cada sujeto.  Estos deportistas suelen tener grandes  desequilibrios musculares, lo que provoca , a rasgos generales , inestabilidad del hombro , anteriorización del mismo y cifosis a nivel dorsal.

Por ello, es importante realizar un trabajo de prevención de lesiones a nivel de hombro y escápula, así como trabajo de fuerza de la musculatura implicada en la articulación.

Además, en sujetos jóvenes y adolescentes activos/as, se ha demostrado que existe mayor riesgo de lesión si descansan adecuadamente. Dormir menos de 8 horas diarias aumenta la probabilidad de lesión. Ver post.

El objetivo de este estudio es determinar la efectividad de un programa de fortalecimiento  y prevención de 6 semanas de duración del complejo articular del hombro (estabilizadores de la escápula y musculatura propia del hombro) en  nadadores jóvenes (19-20 años).

Material y métodos

Es un ensayo controlado aleatorio  (grupo de intervención y grupo de control). Cada sujeto del estudio fue asignado con un número aleatorio y clasificado por sexo.

Tanto la primera recogida de datos (pre-test) como la segunda, se realizó en pretemporada; no hubo competición durante el programa de prevención.

Los requisitos de los sujetos que participaron fueron formar parte del National Collegiate Athletic Association- Div I, entrenar +4 días/semana y completar al menos 15/18 sesiones del programa de prevención.

La muestra del estudio es de 37 sujetos:

  • Grupo Intervención: 10 hombres, 10 mujeres
  • Grupo Control: 8 hombres, 9 mujeres

La fuerza isométrica se evaluó con un dinamómetro portátil (Lafayette, modelo 01163) y se evaluó 3 veces la flexo-extensión, aducción-abducción, rotación externa e interna, retracción escapular y retracción escapular+rotación escápula. La movilidad escapular se evaluó con el dispositivo  “Motion Star electromagnetic”.

Programa prevención:

  • 2 series, 15 repeticiones/serie con theraband/goma de resistencia
  • Ejercicios: Flexión hombro, rotación interna hombro, rotación externa hombro, abducción,  gesto técnica croll, remo bajo, ejercicio “Y”(retracción escapular + rotación externa), “T” (retracción escapular), “W” (retracción escapular + rotación interna), sleeper position y corner strech (ejercicio estabilizador escápula para mejorar rotación interna y rango de movimiento)

 

En primera sesión se determinó resistencia óptima para cada sujeto. Tras 2 semanas, de nuevo evaluación para readaptar el nivel óptimo de resistencia de las bandas de resistencia.

Resultados

Hubo diferencias significativas en la fuerza de flexión (F1,35 = 5.972, P = .020) y de abducción (F1,35 = 6.635, P = .014). Los sujetos del grupo de intervención ganaron un +2% de su masa muscular en la fuerza de flexión y un +1,7% en la de abducción. Los sujetos del grupo de control perdieron un -2,3% de fuerza en la flexión y un -3,1% en la de abducción. Se incrementó  en un +4,16% la fuerza de extensión y la fuerza de retracción escapular en un +6,25%.

No existen cambios significativos en la movilidad escapular, pero sí en la elevación y depresión de la misma antes y después del programa de prevención. El grupo de intervención tuvo una rotación interna escapular mayor que el grupo de control, desde los 0º hasta los 30º en la elevación de húmero. (11.1 ° ± 2,21° más de rotadas internamente y 2,85 ± 1,38 ° más elevada)

rect3347-5-5-6-7

 

Discusión y conclusión

Los resultados del estudio muestran que durante la pretemporada no existió una importante diferencia significativa en el aumento de la fuerza del hombro en todas las variables analizadas ni en la estabilización escapular. Aunque la fuerza de la flexión y abducción mejoró levemente, se concluye que este programa de prevención no tuvo éxito en la mejora de las variables mencionadas y no sería eficaz en nadadores de competición.  Sin embargo, la modificación del entrenamiento de fuerza-potencia y estiramiento pueden dar mejores resultados.

La aducción del hombro , extensión y rotación interna son los principales movimientos necesarios para la propulsión. Se deben evitar ejercicios que tengan como objetivo potenciar la fuerza de la extensión y retracción escapular. El objetivo es evitar la fatiga excesiva de los músculos implicados en la propulsión y evitar el sobreentrenamiento de los mismos.

Enfocar el estiramiento del pectoral mayor y menor, junto  el trapecio para evitar el acortamiento evitará una mayor rotación interna y elevación de la escápula.

 

Este programa de prevención puede lograr mejores resultados en otros momentos de la competición, donde la técnica prima sobre otras variables.

En este deporte, el dolor de hombro no es algo inusual. Implementar programas de prevención de lesiones desde edades tempranas mejorará la calidad de vida de los mismos, así como la vida deportiva de cada sujeto.

Referencia:

Hibberd EE, Oyama S, Spang JT, Prentice W, Myers JB. Effect of a 6-week strengthening program on shoulder and scapular-stabilizer strength and scapular kinematics in division I collegiate swimmers. Journal of sport rehabilitation. 2012;21(3):253-65

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *