¿Ejercicio y neuro…qué? Simplificando la depresión

Empezamos este post con un cuadro resumen de la Revisión Bibliográfica «Exercise as medicine evidence for prescribing exercise as therapy in 26 different chronic diseases», donde se muestra la evidencia del beneficio de la actividad física frente a diferentes patologías:

cuadro-resumen

Aproximadamente, un tercio de la población envejecida vive sola, sin compañia. El 30% carece de pareja y el 15-20% no tienen hijos/hijas. En resumen, aproximadamente el 60% de la población mayor de 65-70 años vive en soledad. Esto conlleva a que son más vulnerables a padecer problemas sanitarios y disminuir su calidad de vida. El anciano puede tener episodios de depresión.

La depresión se puede y debe combatir con ACTIVIDAD FÍSICA DIARIA.

El motivo es el siguiente: Al realizar actividad física se liberan unas sustancias, denominadas neutrotransmisores. Son mensajeros químicos capaces de estimular o inhibir estados emocionales, actuar frende al dolor y regular el sueño. En defitinitiva, producen sensación de placer, mejora el estado anímico y generan analgesia.

Cabe destacar que la liberación de dichas sustancias es proporcional a la intensidad y duración del esfuerzo.

Principales neurotransmisores que combaten la depresión

  • DOPAMINA: Reduce ansiedad, mejora ánimo, aumenta sensación de energía y motivación y aumenta la atención.
  • NORPINEFRINA: Reduce estrés, mejora ánimo, aumenta concentración
  • ENDORFINAS: Reduce dolor (efecto analgésico), aumenta sensación de felicidad
  • SEROTONINA: Mejora calidad y regulación del sueño, regula estado anímico
  • ADRENALINA: Gran efecto en personas con depresión, consigue mejorar ánimo.

El mejor fármaco es el movimiento.

A continuación incluimos una infografía propia sobre actividad física y depresión, basado en diferentes programas de fuerza según diferentes porcentajes de 1RM.

Ejercicio y depresión

En España,únicamente el sedentarismo supone 990 millones de euros de gasto (ver post). Estas cifras desorbitadas disminuirían drásticamente si conseguimos que la población sedentaria en general y la población propensa a depresiones en particular, se inicia en alguna actividad física/deporte/rutina de ejercicio diario.