¿Qué es la electroestimulación (EMS)?

La electroestimulación (EMS) consiste en la aplicación de estímulos eléctricos controlados con el fin de provocar contracciones musculares. La EMS está enfocada principalmente al ámbito deportivo (mejora del rendimiento) y al ámbito de la rehabilitación y fisioterapia (finalidad terapéutica).

La electroestimulación neuromuscular consiste en el envío de corriente eléctrica a través de los electrodos. Mediante los impulsos eléctricos se generan contracciones de las fibras musculares sin necesidad de que el sujeto intervenga de forma activa, aunque puede existir un trabajo combinado entre el electroestimulador y la activación voluntaria de la musculatura.

Los electroestimuladores constan de diferentes programas, donde varían las frecuencias del impulso (el número de veces que se repite la onda eléctrica por segundo). Es decir, que si emplea una frecuencia de 13Hz, se envían 13 impulsos eléctricos por segundo. La frecuencia del impulso es el parámetro que permite regular qué tipo de fibras musculares se van a activar

Los programas relajantes y analgésicos (aliviar el dolor) emplean frecuencias bajas, de 1 a 7Hz (de 1 a 3 Hz para conseguir un efecto relajante/ descontracturante y entre de los 4 a 7 Hz para un efecto antiálgico y endorfínico)

Los programas de resistencia aeróbica, resistencia anaeróbica, hipertrofia y potenciación muscular tienen frecuencias más elevadas (hasta aproximadamente 120 Hz, por ejemplo). Es importante conocer la frecuencia para ser eficiente y lograr el objetivo deseado.

 

Beneficios de la electroestimulación

  • Mayor activación muscular que ciertas actividades físicas. Mayor reclutamiento de fibras musculares
  • Aumento de fuerza muscular
  • Mejora vascularización y la capilarización
  • Aumento de la elasticidad muscular
  • Eliminación de toxinas
  • Trabajo complementario al deporte que practiques
  • Aumento de masa muscular
  • Apto (y recomendable) para combinarlo con ejercicio activo
  • Práctico: trabajas tu musculatura cuando quieras y en cualquier lugar
  • Se emplea para rehabilitación tras sufrir una lesión (mejor que sea pautado y supervisado por un/a profesional cualificado/a)
  • Recuperador tras actividad física intensa
  • Previene lesiones 
  • Sirve como acondicionador físico tras haber dejar de lado la actividad física durante un tiempo (por lesión o por otras causas)
  • Mínimo riesgo de lesión ósea, ligamentosa y tendinosa

¿Qué electroestimulador comprar? Diferencias entre un TENS y un electroestimulador (EMS)

Es importante saber diferenciar los aparatos de electroestimulación (EMS) con los TENS (Estimulación Eléctrica Nerviosa Transcutánea). El aparatos de TENS unicamente buscan un efecto analgésico para reducir el dolor. Con estos aparatos no se supera el umbral motor, por lo que no se puede llegar a tonificar ni potenciar musculatura. 

Si unicamente buscas un aparato para calmar dolor ocasional de trapecios/gemelos, por ejemplo debes elegir un TENS y no invertir dinero de más.

Descuento
prorelax TENS+EMS DUO - Electroestimulador, 2 terapias con un aparato
NUEVO: Luz de fondo azul; Terapia efectiva para el tratamiento del dolor y las condiciones de tensión muscular
49,90 € −13,66 € 36,24 €

 

Si eres deportista amateur y te gustaría mejorar tu rendimiento, potenciar tu musculatura, y prevenir lesiones, debes adquirir un electroestimulador no muy complejo ni caro y que se adapte a tus necesidades, con diferentes programas y enfocado al ámbito deportivo. 

Actualmente, en casi todos los electroestimuladores (EMS) se incluyen programas de alivio de dolor y enfocados al ámbito de la rehabilitación (programa TENS incluidos). Aún así, consulta los programas de tu electroestimulador

Los estimuladores musculares más vendidos en 2020