Flato, el gran desconocido

Seguro que has tenido el placer de haber compartido algún que otro momento con él. Se llama flato y te visita para fastidiarte un rato. Este compañero fugaz nos suele obligar a bajar la intensidad, descansar un rato e incluso nos invita a dar por concluido nuestro intento de hacer deporte.

Este post es un resumen del siguiente artículo:

Ayán Pérez C. Dolor abdominal transitorio vinculado al ejercicio: causas y soluciones. Revista Andaluza de Medicina del Deporte. 2015;08(03):103-9

Ver artículo


Importante: Ninguna de las teorías/hipótesis mencionadas en este post han sido científicamente confirmadas.

Muy a pesar de los investigadores, el flato continúa siendo un fenómeno de etiología desconocida.


¿Qué es el flato?

El flato o DAT (dolor abdominal transitorio) es una molestia de etiología desconocida: No existe evidencia científica, por lo que actualmente no existen soluciones claramente eficaces para evitar su aparición, aliviar su sintomatología o favorecer su eliminación.

Existen diferentes hipótesis sobre la aparición del flato o DAT:

Patrón postural:

  • Los deportistas con una marcada actitud postural cifótica son más susceptibles a padecer DAT (1).
  • Ciertas manipulaciones espinales, como por ejemplo la palpación torácica a nivel de las carillas articulares vertebrales torácicas, desencadenan cuadros sintomáticos propio del DAT en atletas propensos a padecerlo (2)
  • Una excesiva rigidez e hipertonía en la musculatura estabilizadora de la columna vertebral podría conllevar la aparición de dolor a nivel subdiafragmático, característico del DAT (3).
  • El flato no tiene relación directa ni con el sexo ni con el índice de masa corporal (IMC). Sin embargo, a mayor edad, menor riesgo de padecerlo (4, 5)
  • Según un estudio (6), donde se siguió durante ocho competiciones consecutivas a 30 corredores de fondo, se concluye que el nivel de forma física era inversamente proporcional a la probabilidad de que el DAT se presentase.
  • En otro estudio (5)  donde participaron 848 participantes en una carrera popular de 14km se concluye que el DAT no está directamente relacionada con la intensidad del esfuerzo realizado, ya que tan sólo el 35% de los deportistas presentaron un episodio de DAT durante el primer tercio de la prueba, momento de elevación drástica de la intensidad (paso de reposo a ritmo de carrera deseado)
  • A mayor entrenamiento, menos episodios de DAT o flato (4)

 

Isquemia diafragmática

  • El flato aparece como consecuencia de una situación de hipoxia en la musculatura respiratoria (7)

 

Calambre muscular

  • Parece que es dos veces más probable que el DAT se localice de forma lateral. Una de las estrategias que tradicionalmente han sido propuestas como efectivas de aliviar el dolor abdominal provocado por el DAT es estirar el lado afectado (6)

 

Estado postpandrial

  • La influencia de la ingesta de sólidos o líquidos antes o durante la práctica deportiva es quizás una de las hipótesis con más evidencia científica (8)
  • Las bebidas hipertónicas con altas concentraciones de carbohidratos, son las que, con mayor probabilidad, pueden desencadenar un episodio de flato (9, 10)
  • La ingesta de bebidas isotónicas e incluso de agua, antes o durante la competición, debe ser estrictamente controlada, sobre todo por aquellos deportistas propensos a presentar episodios de DAT (11)

 

Tensión ligamentosa subdiafragmática

  • En la carrera a pie, el flato presenta una probabilidad de aparición dos veces mayor que en la marcha o caminar(5), mientras que en otros deportes como el ciclismo y el remo dicha probabilidad es menor(4)
  • Según un estudio (12) donde participaron 965 deportistas divididos en 6 modalidades, la natación fue el deporte en el que existían más episodios (75%), seguido por la carrera (69%), equitación (62%), prácticas aeróbicas (52%), baloncesto (47%) y ciclismo (32%) .
  • Tras este estudio surgió la teoría ligamentosa subdiafragmática. En aquellos deportes que implican movimientos del torso puede existir un aumento de tensión en algunos ligamentos anexos al diafragma, los cuales pueden irritarse y como consecuencia, puede aparecer el dolor agudo característico del flato
Ligamento gastrofrénico; 2. Ligamento hepatogástrico; 3. Ligamento gastroesplénico (algunos textos unen los ligamentos 1 y 3, continuándose ambos); 4. Ligamento hepatoduodenal; 5. Ligamento gastrocólico.
1. Ligamento gastrofrénico; 2. Ligamento hepatogástrico; 3. Ligamento gastroesplénico (algunos textos unen los ligamentos 1 y 3, continuándose ambos); 4. Ligamento hepatoduodenal; 5. Ligamento gastrocólico.

 

Sobrecarga diafragmática

  • Relación estómago –diafragma y hombro-diafragma
  • Función del diafragma como estabilizador postural (14, 15)

 

¡Tendremos que seguir investigando!


 

¿Eres deportista y no conoces los geles de STM Sports? Algo falla.

Geles musculares STM Sport
Geles y aceites musculares STM Sports. Pre competición/entrenamiento y recuperador muscular post ejercicio intenso. Evita fatiga muscular. Producto recomendado por RespiroDeporte.

Bibliografía

  1. Morton D CR. Influence of posture and body type on the experience of exercise-related transient abdominal pain. Sci Med Sport. 2009.
  2. Morton DP, Aune T. Runner’s stitch and the thoracic spine. British journal of sports medicine. 2004;38(2):240.
  3. Muir B. Exercise related transient abdominal pain: a case report and review of the literature. The Journal of the Canadian Chiropractic Association. 2009;53(4):251-60.
  4. Morton D CR. Factors influencing exercise-related transient abdominal pain. Med Sci Sport Exerc. 2002;34(5):745-9.
  5. Morton DP, Richards D, Callister R. Epidemlology of exercise-related transient abdominal pain at the Sydney City to Surf community run. Journal of science and medicine in sport / Sports Medicine Australia. 2005;8(2):152-62.
  6. Sinclair JD. Stitch: the side pain of athletes. The New Zealand medical journal. 1951;50(280):607-12.
  7. R. C. Causes of the so-called side ache in normal persons. . Arch Internal Med. 1941;68(1):94-101.
  8. O. A. A stitch in time can ruin a race. Peak Performance. 1992;21:1-4.
  9. Plunkket B HW. Investigation of the side pain «stitch» induced by running after fluid ingestion. Med Sci Sport Exerc. 1999;31(8):1169-75.
  10. Rehrer NJ, van Kemenade M, Meester W, Brouns F, Saris WH. Gastrointestinal complaints in relation to dietary intake in triathletes. International journal of sport nutrition. 1992;2(1):48-59.
  11. Morton DP, Aragon-Vargas LF, Callister R. Effect of ingested fluid composition on exercise-related transient abdominal pain. International journal of sport nutrition and exercise metabolism. 2004;14(2):197-208.
  12. Morton D CR. Characteristics and etiology of exercise-related transient abdominal pain. Med Sci Sport Exerc. 2000;32(2):432-8.
  13. Ayán Pérez C. Dolor abdominal transitorio vinculado al ejercicio: causas y soluciones. Revista Andaluza de Medicina del Deporte. 2015;08(03):103-9.
  14. Hodges PW, Eriksson AE, Shirley D, Gandevia SC. Intra-abdominal pressure increases stiffness of the lumbar spine. Journal of biomechanics. 2005;38(9):1873-80.
  15. Hodges PW, Gandevia SC. Changes in intra-abdominal pressure during postural and respiratory activation of the human diaphragm. Journal of applied physiology (Bethesda, Md : 1985). 2000;89(3):967-76.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *