Intrusismo en el sector patinaje

El intrusismo en el mundo del deporte y de la actividad física no es algo nuevo, tanto a nivel particular como a nivel de clubes y asociaciones deportivas.

Concretamente, en el mundo del patinaje hay 2 titulaciones oficiales y 1 titulación no oficial en España (pero sí a nivel internacional) que acreditan a una persona para impartir clases de patinaje de forma «legal»:

  1. La titulación nacional de la Federación Española de Patinaje
  2. La titulación autonómica de la propia Federación ( por ejemplo, la Federación Madrileña de Patinaje)
  3. ICP (Inline Certification Program)

RFEPFMPICP

 

 

 

 

 

El patinaje en España

La situación en España es preocupante para los profesionales titulados que se dedican a la formación de patinadores mediante clases de patinaje y cursos, en escuelas, Asociaciones y Clubes de patinaje.

En Madrid, por ejemplo podemos encontrar en el parque del Retiro, Madrid Río y Juan Carlos I, a numerosas personas que sin titulación, sin experiencia como Monitor y sin pertenecer a ninguna entidad, ofrecen clases de patinaje (particulares y en grupo) a cambio de remuneración económica. Y es que, actualmente, para impartir clases de patinaje basta con ponerte un peto o camiseta de color llamativa con la palabra «MONITOR«, «INSTRUCTOR«, «PROFESOR» en la espalda, un pack de 40 conos/setas y unos patines convencionales. Esta situación también ocurre en las aplicaciones y webs de personas que ofrecen las clases de patinaje como servicio. Por ejemplo, Wallapop, Superprof, etc.

Muchos se preguntarán: ¿Para qué estudiar un Grado Universidario de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte o hacer TAFAD e invertir dinero en cursos de las Federaciones si hay quien lleva dando clases de patinaje años de forma «alegal» sin que nadie le llame la atención y cobrando en negro?

Muchas personas intentan crear sus grupos de alumnos de patinaje como un segundo trabajo o como una forma de conseguir un dinero extra los fines de semana, debido a la no regulación del sector.

Cabe destacar que en estas clases de patinaje no hay ni seguros ni se ofrece la posibilidad de federar al alumno/a, ya que no existe una entidad como tal, a sabiendas que el patinaje en línea es uno de los deportes con más riesgo de caídas y de lesiones, tal y como concluyen diferentes estudios:

Tabla 1

Tabla 2

 

Desde este post, invitamos cualquier futuro o actual monitor de patinaje sin titulación a formarse como Instructores para ofrecer un mejor servicio, y trabajar desde un Club/Asociación registrada o como autónomo (aunque esta segunda opción es bastante más complicada), y de esta forma mejorar la calidad de las clases sin jugar con la salud de los alumnos/as. Aprenderás a planificar una temporada escolar, lograr los objetivos que te propongas, conocer la musculatura empleada en el patinaje, etc. Serás mejor patinador/a.

A su vez, si eres alumno/a y estás aprendiendo o tienes en mente aprender a patinar, te recomendamos que te informes sobre la formación de tu monitor/a y su experiencia. Exige lo mejor para ti y para tus clases, ya que el/la que puede salir perjudicado/a, eres tú. ¡Y encima pagando!


Este intrusismo profesional disminuye la calidad de esta actividad deportiva repercutiendo negativamente en la seguridad y salud de la población que lo practica.

¡Si eres alumno/a de alguna escuela/club de patinaje, exige titulación a tu monitor/a! Por ti como cliente y por todos/as tus compañeros/as. (Y por nosotr@s)

 

 

Bibliografía:

  1. International In-line Skating Association (IIAS). Statictics. Consumer Products Safety Commision (CPSC). 1996. Disponible en http://www.iisa.org/resources/safety.htm.
  2. Finch, C., Valuri, G., Ozanne-Smith, J. Sport and active recreation injuries in Australia: evidence from emergency department presentations. British Journal of Sports Medicine. 1998; 32: 220-225.
  3. Hassan, I, Dorani, BJ. Sports related fractures in children in north east England. Emergency Medicine Journal. 2001; 18: 167-171.
  4. Brudvik, C, Hove LM. Childhood fractures in Bergen, Norway: identifying high-risk groups and activities. Journal Pediatric Orthopedic. 2003; 23: 629-634.